domingo, junio 04, 2006

ESCOLARES

Un par de cosas quieren mencionar los mirandistas tras los días en donde los escolares fueron escuchados más que nunca. Debido a la pega que les toca realizar, estos humanos estuvieron en la calle, cachando lo que pasó durante día martes. Y se dio cuenta que las fuerzas policiales actuaron equivocadamente. Todos los que estaban junto a mirandianos, se dieron cuenta. Hubo cierta soberbia que se notaba en el aire. Soberbia lacrimógena que sintieron las narices varoniles de mirandistas en la Usach. De hecho, ese gas les llegó de lleno de manera inexplicable desde un móvil apodado "zorrillo", porque estos seres mirandianos estaban trabajando y se notaba (no se protesta con un cuaderno en la mano, antodando cosas, y preguntandole a la gente cosas, o sacando fotos como un mirandiano de corazón llamado "pespe algugar").
Pero el punto que más alarma a los mirandianos es este: sucede que durante años la gente, o detestaba o temía el uniforme policial por lo que acaeció en dictadura. Y durante muchos años se limpió esa imagen a costa de hechos. Pegaron menos en las protestas, respondieron educadamente a las preguntas de los ciudadanos, y dejaron de arrestar por sospecha. Pero ocurren estos lacrimógenos sucesos y ¿qué es lo que pasa?
Que la gente ya ni siquiera les va a temer o detetestar.Mirandianos creen que se va a producir cierto irrespeto-indiferente: el irrespeto del silencio. Algo así como decir: "no los pesquemos, mejor".
A este varón mirandiano le ocurrió en dos ocasiones experiencias con fuerzas policiales de este tipo: cuando estudiaba medicina y vio cómo le pegaron a un adolescente secundario. Era año 1990. Y este humano mirandista se horrizó. El señor fuerza policial lo miró y le dijo: "usted venga para acá". Y el mirandiano ente fue tomado detenido a 5 cuadras de la facultad de medicina. Fue tratatado mal, pero no pésimo. Le quitaron sus cuadernos, lo amenazaron con sacarle la chucha. Fue soltado seis horas más tarde y durante un año sintió miedo al pasar al lado de un uniforme de tipo policial. 16 años después recibió el cariño de un móvil de tipo "zorrillo", y pensó: "son gajes del oficio, caramba". Qué diablos. Pero cuando vio lo equívocos que fueron esos seres uniformados aquel día, pensó: "miedo no, indiferencia, demás".
Ayer este mirandiano pasó por una calle en el centro. Había un ser policiaco. Pasó al lado, estaba más bien en la calle que en la vereda. El señor fuerza policial pudo haber dicho algo, "córrase, súbase a la vereda" o "yo estoy acá y usted allá" pero el humano mirandista pensó: "ni se va a atrever". Y pasó como si aquel otro ser no estuviera allí y sólo hubiera aire.Indiferencia de unas personas. Y verguenza propia de estas otras personas.
amor
L.

PD,
En cuanto a este ataque del móvil zorrillo recibido, en el cumplimiento del deber y de la pega, hizo que los muy exclusivos paños usados por los mirandistas para vestirse bien, informal y elegantemente, quedaran llenos de polvo lacrimógeno, dejandolos inutilizados por una semana hábil.
tranquilidad.
l.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El mirandismo, entendemos los estudiosos del movimiento, es saludista en su esencia. Pero respecto del episodio del señor de la fuerza policial, ¿quiere decir que en esos casos deja el saludismo de lado?
¡Exijo una aclaración!

Anónimo dijo...

What a great site, how do you build such a cool site, its excellent.
»

Anónimo dijo...

Your are Nice. And so is your site! Maybe you need some more pictures. Will return in the near future.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.